PSICOLOGÍA EN PACIENTES OSTOMIZADOS

Es fácil entender que ante una situación difícil reaccionemos con ansiedad . En las personas ostomizadas se dan varias circunstancias que pueden crear gran ansiedad; es probable que nos hayan diagnosticado una enfermedad importante, nos han operado y ahora tenemos un estoma que nos modifica nuestra imagen corporal y no sabemos como va a influir en nuestra vida diaria.

Son muchas incógnitas que podremos ir resolviendo poco a poco. La ayuda de familiares y amigos es muy importante para ir adaptándose a esta nueva situación.

Cada persona es diferente a las demás y reacciona a las dificultades de manera distinta; la realidad, al principio, es dura, pero poco a poco iremos adaptándonos a ella y conseguiremos tener una buena calidad de vida. Sólo conocemos un camino: la aceptación.

Los profesionales de la salud que nos atienden realizan su trabajo de la mejor manera posible, nuestros familiares y amigos nos cuidan y entienden en estos momentos de dificultades, pero nada de todo esto será eficaz si no situamos nuestra mente en un clima de optimismo, de creernos capaces, de pensar que se puede vivir con un estoma…… Seguro que alguna vez habremos oído decir lo importante que resulta ser el estado de ánimo en la curación y recuperación de cualquier enfermedad o situación.

Puede sernos de utilidad:

  • No es el momento de pensar en todo lo negativo. Pensemos en las cosas positivas que los profesionales y nuestros seres queridos nos cuentan. Utilizar todos los recursos positivos que tengamos a nuestro alcance. Pensar en todo lo negativo de golpe nos deprimirá y ahora no nos lo podemos permitir; necesitamos estar fuertes y animados. Por tanto quitar los pensamientos negativos de nuestra cabeza. El tratamiento más eficaz: optimismo, un comprimido cada 4 horas.
  • Expresar todas nuestras dudas y preocupaciones. Los demás no sabrán lo que sentimos y necesitamos si no se lo contamos. Dejarse ayudar . La falta de conocimiento provoca gran ansiedad. En este sentido Fundación Te Cuidamos nos puede proporcionar los conocimientos y habilidades necesarias para poder manejar correctamente el cuidado del estoma y así disminuir esta ansiedad y favorecer que la persona ostomizada controle la situación.
  • Siempre tenemos que ser conscientes que nuestro estoma es la solución a un problema grave de salud . Conviene no olvidarlo.
  • Ver el estoma y nuestra nueva imagen en un espejo. Tocar , limpiar el estoma con naturalidad.
  • Asumir uno mismo y desde el primer momento el cuidado del estoma . Si nos sentimos capaces e independientes favoreceremos nuestra autoestima. Es normal no hacerlo bien las primeras veces, pero si lo intentamos conseguiremos realizarlo con facilidad y será un aspecto más de la higiene diaria y personal. No vale el “no puedo” solo vale “lo tengo que intentar”. El cuidado del estoma es considerado por muchas personas como algo muy íntimo y personal.
  • Como en cualquier cirugía necesitaremos un tiempo para recuperarnos físicamente, pero es conveniente ir realizando poco a poco todas las actividades que hacíamos antes de la intervención.
  • Sabemos lo importante que es coger confianza con los dispositivos; nos iremos dando cuenta que son seguros y podremos salir a la calle sin sobresaltos. Es muy importante contar con un buen asesoramiento para encontrar la bolsa que mejor se adapta a nuestras características.
  • Cuidar nuestro aspecto físico . Asearnos y vestirnos aunque no vayamos a salir. Evitar utilizar pijamas o chándal si antes no lo hacíamos. Afeitarnos, peinarnos, pintarse los labios, etc, hará que nos sintamos mejor con nosotros mismos y con los demás.
  • Muchas personas refieren haber aprendido valores a los que antes de la intervención no daban importancia. Aprenderemos a valorar lo que realmente importa en la vida de las personas (la salud, el amor, la familia, los amigos…) y a minimizar la importancia de otros aspectos como las diferencias de opinión, el dinero o haber perdido el autobús.
  • Las Asociaciones de Pacientes realizan una labor magnífica apoyando psicológicamente a las personas ostomizadas. Suelen ser de gran ayuda que otras personas que han pasado por la misma situación te cuenten como han solucionado ellos los diferentes problemas que pueden ir surgiendo. Ver asociaciones .
  • Si no tenemos fuerzas o no nos sentimos capaces podemos recurrir a pedir ayuda profesional o participar en programas de apoyo.
FUENTE: FUNDACION TE CUIDAMOS
Anuncios