¿Te pones en mi lugar?

En el post de hoy quiero hablar una de las grandes problemáticas que me encuentro siendo un enfermo de Crohn y portador de ileostomía, me refiero a los baños. Espero que con este post se logre concienciar a las personas.

Uno de los síntomas de la enfermedad de Crohn son las diarreas, estas diarreas pueden entrar de forma repentina, me refiero a que podía estar toda la mañana bien y de repente necesitar ir al baño varias veces o toda la tarde, según el día. Antes de portar la ileostomía, mi gran problema era encontrar un baño si me daba el apretón en pleno Madrid, procuraba salir “evacuado” de casa como dicen las abuelas.

Estar tan tranquilo paseando por las calles o el simple hecho de hacer una actividad tan simple y cotidiana la que es ir a comprar a veces se me convertía en una verdadera odisea. Cuando siento ese apretón, a veces leve y soportable que me permitía buscar un lugar donde poder ir a evacuar, la verdad que en estas situaciones se te despierta el verdadero instinto de supervivencia. Lo peor es cuando el apretón es fuerte y veía que no podía contenerlo durante mucho tiempo y no hay nada alrededor, me entraban los sudores fríos, una angustia e impotencia de no querer que me viesen que me lo hacía encima, no es un plato de buen gusto. Dejo esta mini reflexión, si una persona normal lo pasa mal en esa situación que no se le suele dar, imagínate lo que debe pasar un enfermo de EII.

Simbolo-baño

Muchos que no sepan esta problemática dirán, ve a cualquier baño de un bar…. si es buena opción, pero díselo al dueño de ese bar que pretende cobrarme por evacuar viendo que estoy a punto de hacérmelo encima. Yo en ese caso he tenido suerte, a los bares que entré no me pusieron pegas, pero muchos compañeros enfermos por desesperación aceptaban pagar la consumición porque no aguantaban más, pero no es justo. Por una parte, yo entiendo la postura del dueño del bar porque siempre hay mucho “listo” en el mundo que accede a su baño para estropearlo, ensuciarlo o cosas varias, pero si te dice una persona que es por una enfermedad hay que tener un poco de corazón.

La opción que más recurría bastante era ir a un baño de centro comercial para no tener que dar explicaciones y era más directo, si pillaba a mano claro. También decir que hay algunos baños de bares o centros comerciales que telita, de lo insalubres que estaban, me daban más ganas de vomitar que de evacuar. Según el nivel de urgencia accedía a él o buscaba otro baño.

Otras situaciones que se me han dado y que lo he pasado mal ha sido viajando en el autobús y en el metro. En el autobús se pasa bastante mal, por el tema de que la gente no te lo note o deseando llegar al destino al que iba. Había veces que pillaba atasco o casualidades de la vida, pillaba todos los semáforos en rojo, alguna vez me ha tocado bajarme antes e ir al baño. Si en el autobús lo pasaba bastante mal, en el metro lo pasaba peor, bajo tierra, hasta que salía a la superficie y si había suerte pillar algún baño cerca de la parada del metro. A veces un recorrido de 20 minutos a mí se me hacía una eternidad, los minutos no pasaban y la angustia creía más y más por momentos.

Baño-ostomizados

Baño adaptado para ostomizados exportado por ASSEII

Ahora con la ileostomía no paso tan mal el buscar un baño, pero, aunque parezca mentira, también se necesita. La ileostomía no la puedo controlar y expulsa heces cuando ella lo cree conveniente, puede darse el caso que se llene la bolsa o tener algún problema con ella cuando paseas por la calle o estas en un sitio de ocio. La bolsa se puede vaciar sentado en la posición normal, posición contraria (mirando a la pared) o de rodillas, algún habilidoso también lo hace de pie, pero no es muy recomendable si no te quieres manchar.

La verdad creo que con la ileostomía solo he tenido una buena experiencia o dos que hayan sido buenas en los baños porque las veces que me ha tocado vaciar la bolsa el suelo estaba empapado de pis de algún cerdo o el váter no era apto si no quería coger una infección, incluso en los baños de mi propio hospital. Esto no es solo culpa de los dueños de los baños, si deben mantenerlos limpios, pero si limpian y llega un guarro que lo moja todo de pis y dejarlo sin limpiar pensando “que lo limpie el dueño o el siguiente”…. pues normal que en algunos sitios cobren por hacer nuestras necesidades, dolerá al bolsillo, pero al menos ganas en salud e higiene.

En Pontevedra ya se están adaptado baños en dos hospitales para personas que portan una ostomía y estoy seguro que se ganara en comodidad, higiene e intimidad. Espero que vaya llegando a mas ciudades al igual que llegue la famosa tarjeta que facilitaría la vida a todas esas personas que tienen una Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

Espero que esta experiencia llegue a algún hostelero o dueño de establecimiento para que se conciencie y cuando se dé una situación de emergencia a un enfermo le deje pasar a su baño sin ningún impedimento o el enfermo diga ¿Te pones en mi lugar?.

Nos vemos en el siguiente post

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s