Fantasmas del pasado

Hoy me apetece escribir, sé que dije que no volvería a publicar hasta septiembre, pero siento la necesidad de expresarme. Tal vez, me haya tomado el blog como un “trabajo” más que un sitio para desahogar todo lo que llevo dentro o lo que siento. Me obsesione en las estadísticas y veía una obligación mejorarlo, sobre todo con todo lo que aprendi en los cursos, sentía que solo escribía mirando más por que guste a los demás que a mí mismo.

Este consejo lo recibí el sábado en mi viaje express a Górliz (Bilbao) y que me hizo pensar que igual ya no lo disfrutaba igual y esta vez sí que siento que lo disfruto, por eso estoy aquí escribiendo y que espero que ayude a más gente en una situación parecida, la esencia siempre será la misma, ayudar a través de experiencias. No quiere decir que no lo dedique a contar mis experiencias con la ileostomia o con el crohn, solo que lo escribiré como yo lo sienta de verdad y sin mirar  el SEO, ni tecnicismos de mejoras del blog ni nada de eso, quien quiera encontrarme y leerme sabe dónde va a estar este blog, quiero volver a divertirme con él.

La verdad que llevo un mes que empecé con altibajos que iba superando y seguía adelante, pero en este mes de agosto se han dado varias situaciones que me recordaron a vivencias del pasado y terminaron por rematarme e irme abajo, me vinieron los fantasmas del pasado. Esos fantasmas del pasado que creí que ya estaban zanjados porque ya lo había tratado con mi psicóloga, pero tal vez como cuando lo tratamos estaba ya bien emocionalmente, igual no me entraban los mil males como me ha pasado ahora.

Quienes me conocen, saben que soy un chico pacifico que me gusta solucionar las cosas hablando desde el punto de vista constructivo, sin tensiones ni reproches. Me dedico a escuchar y depende de la situación dar mi punto de vista, callar o hacerme el tonto (a veces es lo mas inteligente). Muchas veces, cuando la situación me puede, me pongo a la defensiva o saco demasiado pronto mi temperamento cuando algo me molesta mucho, tocan a alguien que me importa o que es una injusticia o se que es mentira.

Cuando hace un año y pico empecé acudir a terapia psicológica con Marta,  ella me iba enseñando a reordenar mis pensamientos, controlar mis emociones, sentimientos o la ansiedad que me genera situaciones tensas o discusiones, no me gusta ver a la gente discutir, sufrir o que a la que tratas de ayudar la decepcionas por no saber hacerlo, también todo tratar mi inseguridad y baja autoestima. Todo esto la verdad que lo iba ensayando sobre la teoría o una “práctica falsa” porque no se daban las situaciones al estar en esos momentos sin amigos, lo ensayaba en el taller de habilidades, pero era “teatro”, no me dolía realmente como ahora. Marta sabía que mi talón de aquiles eran las discusiones o movidas que me pasaron años atrás, porque gracias a esas movidas o discusiones de grupo de amigos, empecé a quedarme solo, a lo mejor yo no sabía manejar bien mis habilidades sociales o pecaba de bueno, pero lo cierto es que lo perdí todo, sin amigos en quienes confiar, quedar a tomar algo o simplemente contar con ellos en lo bueno y en lo malo.

Hace unas semanas volví a revivir esas situaciones de movidas, de tensión, de estar implicado en algo que ni sabía que estaba metido, vivir situaciones tensas o acusarme de algo que no soy (juzgar es gratis) y ni siquiera poder defenderme o recibir una disculpa. Con todo esto, me rondaba la idea a la que he tenido mucho miedo y que siempre le tendré mucho miedo, es volver a perderlo todo y quedarme solo, sobre todo ahora que ya voy teniendo amistades en quienes confiar y con quienes ir quedando. Cuando entré en esa espiral de inseguridad, miedos e incluso algo de soledad, no lograba darme cuenta que esta vez no tiene que pasar lo mismo, pero es que cada vez que levantaba algo la cabeza, ocurría otra cosa para volver a agachármela, suele pasar y ese miedo me ha hecho muy vulnerable.

positive-2470506_640

Tardé unos cuantos días en darme cuenta que esta vez no va a ser así, que esta vez sí que tengo en quien apoyarme y confiar demostrándomelo día tras día y que sé que no voy a perder esta vez, esta vez todo es y será diferente. Ha aguantado cada una de mis rayadas que una vez que las piensas te dices “vaya chorradas suelto”, pero es que cuando vuelves a revivir situaciones del pasado que no han sido agradables en tu vida te entra bastante angustia.

En el fondo me da bastante rabia porque tengo la sensación de haberme cargado el trabajo de un año entero de terapia, pero no, esto me ha servido para saber que un capítulo de mi pasado aún no ha sido cerrado y que tendré que volver a trabajarlo para no volver a caer y mejorar.

Ahora mismo ya estoy bastante mejor de ánimo y motivado para seguir adelante, espero cerrar ese capítulo y poder vivir tranquilo. Toca trabajar mucho, porque quieras que no, siempre surgirán situaciones tensas o movidas que, aunque no estés implicado te afectan. Con esto no quiero decir que no quiero que me las cuenten, porque siempre las escuchare e intentare ayudar en todo lo que pueda. Yo creo que se me juntó todo y reventé, todo tiene que salir, aparte que no soy perfecto ni quiero serlo. Son pequeños baches de la vida que hay que superar y me esta vez me ha tocado superarlo, el próximo bache me pillará mas fuerte.

Nos vemos en el siguiente post, que seguro que será mejor!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s