Un discurso emocionante

El día 23 de Julio de 2016 ha sido la boda de mi prima Samantha con su ya marido Juanjo, ha sido una boda llena de sorpresas, emociones y para mi un gran reto, ¿ por qué ?

Por que un tiempo atrás, mi primo Raúl a través del grupo de Whatsapp que tenemos en la familia ( para organizar las sorpresas a los novios ) comentó que alguien tendría que salir a decir un discurso ( o unas palabras ) en la ceremonia, algunos callados y otros expresando que no se atreverían, algo lógico es una responsabilidad grande. Lo que no se esperaba nadie es que yo me ofreciese a dar ese discurso, ¡ si el tímido de la familia va a dar un discurso en la boda de su prima !

La verdad que al principio me quede pensando en la locura que he hecho, pero asumí la responsabilidad que conlleva las palabras decir y de hacerlo bien sin que los nervios me afectasen. Cuando se lo conté a Marta ( mi psicóloga ) se llevó una gran alegría por que ese era un gran paso para ir controlando la timidez y superar la vergüenza de dar un discurso ante casi 100 personas, ella no dudo de mi ningún momento por que sabia que lo haría bien ( yo aun tenia mis dudas ) asi que me comentó que en la siguiente sesión trajese el discurso echo para ponerme a ensayarlo delante de gente de allí del centro o solo delante de ella.

Me puse manos a la obra y no sabia ni como empezar, si darle un toque cómico, serio o tirar de internet …. cosas así. Me puse a ver vídeos en youtube y la verdad que hay discursos muy graciosos, pero creo que eso no iba conmigo por que los nervios igual me jugaban una mala pasada e igual los chistes no se entenderían bien. Así que decidí hacer caso a mi primo Raúl y ser yo mismo, me puse a escribir todo lo que me salia de mi mente, eran muchos recuerdos y muchas cosas que decir pero todo no podía ser por que sino se haría muy pesado y a mi muy eterno, hice un primer discurso que fue el que lleve a Marta para ensayar, aun no me convencía mucho de como me quedo pero tenia días para ir dando forma a ese primer discurso. Un rato antes de acabar la sesión, Marta me vio el discurso y me dijo que estaba muy bien y que ensayase delante de ella, que fuese leyendo y mirando a la gente y novios de vez en cuando, comencé a leer y ya me estaba poniendo nervioso y a la vez emocionándome demasiado me costaba acabarlo, me corrigió el movimiento de llevarme las manos a la nariz y boca que eran de los nervios, me decía sujeta la hoja con las 2 manos sera mas fácil. A la segunda ya corregí ese error y lo hice mejor pero notaba que era muy emocionante y que no lograría acabarlo, también lo vi un poco corto. Me dijo que ya lo tenia hecho y que me iba a salir muy bien si me ponía a ensayarlo delante del espejo y varios consejos mas.

A medida que iba perfeccionando el discurso iba ensayando delante del espero mientras me curaba la ileostomia, en el metro simulaba que eran los invitados y con mi mente iba redactando el discurso y sujetando la carpeta con las 2 manos para no cometer los fallos.

Así hasta que llego el día de la boda, horas antes ensayando ante los peluches de trancas, barrancas, cojin de westy y el minion Bob. Llego en momento, comenzó la ceremonia toda muy chula con los novios entrando bailando al paso de su música favorita, mi primo y mi tio haciendo de “curas”, hasta que mi tío dijo si alguien quiere decir unas palabras … y me levante hacia el “altar”, Samantha ya se quedo mas blanca que el vestido por la sorpresa y a la vez orgullosa de que su primo, el tímido de la familia iba a hacer el discurso de su boda antes casi 100 personas. La verdad que nervioso no estaba, e iba poco a poco para que se me entendiese, pero me iba emocionando al ver a mi prima Sami y mi tía Feli tan emocionadas, ya me quedaba poco por terminar y en el ultimo párrafo ya me pudo la emoción, los ánimos de de mi familia y sus amigos me dieron fuerzas para terminarlo, lo termine y lo que no me esperaba es que aparte de emocionar a Sami y a mi tía Feli (que nos fundimos en un gran abrazo emocionados, primero a Sami y luego a Feli) emocione a todos los invitados, después de la ceremonia se me iban acercando a felicitarme y decirme que estaba muy bien y que era emotivo. Menos mal que no leí el primero sino allí faltarían clinex.

Asi que me siento orgulloso de superar este reto tan dificil y demostrar que los timidos tambien pueden dar un discurso en una boda. Si es que “Querer es poder”

Scan0001

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s